El aire de infinita tristeza que tiene el rostro de Markel Susaeta está más marcado que nunca esta temporada. El centrocampista de Eibar, el único león que junto a Iturraspe ha defendido los colores rojiblancos desde su más tierna infancia, tiene motivos para sentirse realmente apenado…

Origen: Marca.com