Un Athletic Club de Bilbao falto de pólvora empató en los últimos minutos (1-1) ante un eliminado Rapid de Viena y sus posibilidades de acabar como líder del Grupo F dependen todavía del resultado del Genk belga en su visita al Sassuolo italiano…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia