EL Athletic firmó un nuevo fiasco lejos de San Mamés y regresó de vacío a casa en un partido donde le volvió a faltar fluidez, y en el que se salvaron los intentos de Muniain de sacar algo positivo a sus progresiones y la seguridad de Yeray…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia