VER para creer. El Athletic se llevó un increíble triunfo gracias a la ley del fútbol, que no tiene piedad en partidos como el de ayer. El Celta mereció golear y perdió, culpa de su falta de pegada y de la inspiración de Kepa, que inició la remontada con sus paradas…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia