POCOS futbolistas se han ganado el reconocimiento general con tan solo diecisiete partidos disputados en la élite. Este es el caso de Yeray Álvarez (Barakaldo, 1995). En tan solo tres meses, desde el momento que Ernesto Valverde decidió darle la alternativa, el central rojiblanco se ha hecho un fijo en la defensa compartiendo tareas con Aymeric Laporte…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia