BILBAO – Marcelo Bielsa se marchó del Athletic en el mes de junio de 2013 dejando una huella imborrable, la marca de uno de los entrenadores más reverenciados y fascinantes del mundo en los últimos tiempos. Pero su segunda temporada en el club rojiblanco no pasó de discreta y desde entonces El Loco no ha levantado cabeza…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia