La vuelta a la competición después de un parón siempre es un melón por abrir. Las inercias pueden cambiar. Lo que ayer era negro ahora puede ser blanco. O viceversa. Lo que está claro es que, en los últimos años, el Athletic se queda helado a su regreso del stop navideño…

Origen: Mundo Deportivo