Los futbolistas no fueron ajenos a la escasa entrada que hubo en San Mamés. Fue, sin duda, lo peor de la noche. “Todos los jugadores hacemos el tremendo esfuerzo de estar aquí, estamos ayudando lo máximo, pero hay que darle una vuelta a este partido porque ha sido muy triste…

Origen: Mundo Deportivo