La plantilla del Athletic abrió el año con tranquilidad. En familia y sin entrenamiento. Será su único descanso en una semana plena de intensidad. La eliminatoria copera contra el Barcelona, al que no se apea del torneo desde el último título (1984), se cruza en el calendario con un derbi de mediodía en San Mamés frente al Alavés…

Origen: Marca.com