BILBAO – Debido al paréntesis navideño de la competición, Ernesto Valverde no había tenido ocasión de pronunciarse sobre la situación que vive Yeray Álvarez. Ayer dejó claro que las consecuencias de la enfermedad que ha afectado al defensa central, la influencia que pudiera tener en sus planes a la hora de diseñar el equipo, es algo que ahora mismo no le preocupa porque a su entender lo único que cuenta es que el proceso de curación culmine de modo satisfactorio…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia