Ya se barruntaba que iba a haber alguna sorpresa. Pongamos por caso a Javier Eraso, tan asiduo a los encuentros ante el Barça. No se pierde uno. Pero no, esta vez el navarro fue descartado para la noche de inicio. Ernesto Valverde optó por situar a Enric Saborit por la izquierda y a Ander Iturraspe en labores de ordeno y mando ya que Beñat Etxebarria estaba en el banquillo…

Origen: mundodeportivo.com