Los árbitros aciertan y se equivocan. Es de perogrullo. Cuanta más larga sea su trayectoria, mayor será su historial de beneficios y perjuicios con un equipo concreto. También es evidente. Pensar en cazas de brujas no tiene sentido. El Barça protesta ahora por la actuación de Fernández Borbalán. “Ya sabemos cómo funciona esto”, aseguró Piqué a la conclusión del encuentro de San Mamés…

Origen: mundodeportivo.com