Manda el apretado calendario competitivo que tiene el Athletic, por ahora, hasta mediados de enero. La consecuencia es que los leones no descansarán hasta el domingo. Se ejercitarán mañana y el viernes a puerta cerrada. Los de Valverde vienen de jugar jueves y domingo, ante Barça en Copa y Alavés en Liga, respectivamente, con 61 horas de margen entre ambos partidos…

Origen: mundodeportivo.com