Al Athletic le ha surgido un serio problema en la portería. La lesión sufrida por Arrizabalaga en esta última jornada de Liga y la cesión de Iago Herrerín al Leganés de hace unas semanas ha dejado a Iraizoz como único guardameta del primer equipo bilbaíno. El club rojiblanco, lógicamente, ha empezado a mover ficha para encontrar un sustituto de garantías…

Origen: mundodeportivo.com