Ya lo advirtió Ernesto Valverde en su comparecencia previa a la visita del Alavés a San Mamés. Al Athletic se le están acumulando los problemas en defensa. Entre la enfermedad de Yeray, la latosa lesión de De Marcos y las molestias musculares de Lekue, el equipo rojiblanco anda “justo” de efectivos en la retaguardia. Una carencia que aflora, sobre todo, con la concatenación de partidos…

Origen: mundodeportivo.com