El Alavés dio en San Mamés una imagen de equipo bien trabajado y complicado de superar, algo que ya dejaban ver sus buenos resultados a domicilio. El conjunto babazorro mantuvo bajo control en todo momento la línea de ataque rojiblanca y cuando pudo se dejó ver en ataque, con las ocasiones más peligrosas…

Origen: mundodeportivo.com