BILBAO – Una de las leyes de Murphy, esos enunciados basados en un principio empírico que tratan de explicar los hechos acontecidos en todo tipo de ámbitos cotidianos y que a menudo se pueden escuchar por la calle, dice algo así como que “cuando algo va mal, todavía puede ir peor”…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia