Prácticamente, era ‘obligada’ la queja de Valverde por los horarios que está padeciendo el Athletic. En estas dos últimas semanas les han llegado “partidos muy seguidos”. Sin apenas descanso entre un esfuerzo y otro. Además, hay que recordar que los leones acabaron con nueve el encuentro ante el Barça por las expulsiones de Raúl García e Iturraspe…

Origen: mundodeportivo.com