La producción ofensiva del Athletic se ha desplomado. Los rojiblancos se han quedado sin ver puerta en tres de las últimas cuatro jornadas de Liga. Algo poco habitual en un equipo que bajo la dirección de Ernesto Valverde siempre ha exhibido una buena pegada. Pero no solo escasean los goles. También las ocasiones…

Origen: mundodeportivo.com