Se mide a su querido Atlético, pero trata de aparcar los sentimientos hasta el final del encuentro: «Es más especial querer ganar a un exequipo que a otro con el que no tienes relación»…

Origen: AS.com