Las bajas de Aritz Aduriz y Beñat Etxebarria, que definitivamente deberán cumplir un partido de sanción ante el Atlético, condicionarán notablemente la estrategia del Athletic este domingo en San Mamés. Se trata de dos ausencias muy importantes. El organizador y el finalizador. En las cuatro temporadas que han transcurrido desde que el centrocampista de Igorre regresó a Bilbao, en el verano de 2013, solo hay ocho precedentes con esta doble ausencia. Y eso que al exbético le llevó su tiempo hacerse un hueco en el esquema de Ernesto Valverde…

Origen: mundodeportivo.com