Un 0-1 a los dos minutos de juego en casa frente al Atlético de Madrid de Simeone hubiese sido sinónimo de derrota en temporadas anteriores. En Bilbao, Valencia, Sevilla, Villarreal y posiblemente el mismísimo Madrid. Esta vez, sin embargo, fueron los colchoneros los que tuvieron que acabar remando a contracorriente…

Origen: mundodeportivo.com