Hace algunas semanas Ernesto Valverde, entrenador del Athletic, mostró cierta preocupación por las amarillas que estaban recibiendo sus jugadores por protestar al árbitro. “Es verdad que en algunas circunstancias no hemos estado en la mejor de las actitudes, pero en general este equipo es muy noble, siempre intenta jugar y ayudar al árbitro, estoy convencido de ello”, sostiene Aritz Aduriz…

Origen: mundodeportivo.com