a costumbre se hace ley. O casi. El proceder de los equipos se mide en el tiempo por su forma de comportarse. Y es así sin importar los rivales a los que se enfrente. Esa colección de experiencias forman el ADN del equipo…

Origen: Marca.com