Los leones le han cogido el gusto a las remontadas en San Mamés. O sus salidas, sin la necesaria buena puesta en escena, le abocan a ellas. Con la de ayer ante el Sporting, es la cuarta vez que los de Valverde consiguen la voltereta en el marcador en Liga en casa. Además, en otros dos encuentros, sin llegar a dar un vuelco completo, el equipo bilbaíno ha conseguido rescatar un punto. Le une en esta ‘afición’ otro choque de la Europa League, el del 3-2 ante el Sassuolo…

Origen: mundodeportivo.com