BILBAO – El culebrón Alex Remiro llegó ayer a su fin y con un feliz desenlace para los intereses del Athletic y del propio guardameta. El club bilbaino informó apenas 15 minutos antes del inicio de la sesión de entrenamiento programada ayer en Lezama de la vuelta de su futbolista, que estaba cedido en el Levante, donde no jugaba desde el mes de septiembre…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia