Empecemos por lo bueno. Ya tenemos tres puntos más que en la primera vuelta de la Liga. Y ya tenemos la primera victoria liguera en 2017. Roto el maleficio; del partido, mejor ni hablar. Por lo menos de su mitad inicial, esa que jugamos como foráneos. Y es que intuyo que fue en el descanso, y tras la salida de Iñaki Williams , cuando los jugadores se dieron cuenta que estaban en San Mamés…

Origen: mundodeportivo.com