La presencia en su alineación de dos jugadores tan intensos como Aduriz y Raúl García ha convertido al Athletic en un equipo con bastante carácter en los partidos y, sobre todo, a la hora de cambiar impresiones con los árbitros. Tanto el ariete donostiarra como el mediapunta navarro se encargan de poner ‘firmes’ a los contrarios más peleones y también corre de su cuenta meter presión a los colegiados…

Origen: mundodeportivo.com