Hace 13 años que Mikel Lasa colgó las botas. Una lesión en una rodilla, que amenazaba con dejarle cojo, acabó con una dilatada carrera en la que triunfó en la Real, el Real Madrid, el Athletic y el Murcia. Con 33 años, dijo adiós al fútbol para enfocar su carrera hacia los banquillos…

Origen: Gara