Que el Athletic de esta temporada tiene dos caras no es una novedad. Lo dicen los números. Fuerte en San Mamés y débil cuando se pone el traje de visitante. En el Camp Nou peleará por hacer añicos la estadística. Un estadio en el que, en Liga, hace quince años que no canta victoria y en el que acumula doce derrotas consecutivas. El equipo bilbaíno es el que menos goles anota en Primera a domicilio, junto con el Sporting. Únicamente siete dianas figuran en su expediente…

Origen: mundodeportivo.com