EL Camp Nou no es un buen destino. La semana pasada nos hartamos de dar los malos registros de los leones en los últimos 15 años y ya son 20 los partidos en los que no se gana allí. Los leones no tienen premio, ni si quiera cuando lo hacen bien como el sábado. Los primeros 45 minutos fueron a mi entender lo mejor de esta temporada. El equipo presionó como nunca la salida de balón del rival y cuando tuvo la pelota la distribuyó con criterio e intención…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia