Una de las imágenes que dejó el último partido liguero entre Barça y Athletic fue la retirada del campo de Rafinha, por su propio pie, tras sufrir un choque fortuito con T er Stegen. El centrocampista blaugrana abandonó el terreno con una llamativa brecha en la frente. Horas después se confirmó que también había sufrido una fractura en la nariz…

Origen: mundodeportivo.com