La portería del Athletic es un tornado. Otra vez. La lesión de Kepa, que había tenido buenas actuaciones y parecía que su presencia provocaba un efecto placebo en la grada, ha devuelto al escaparate a Iraizoz, al que Valverde había quitado de circulación al apartarle de la Liga para entregarle los torneos de eliminatorias…

Origen: Marca.com