BILBAO – Aspiraba a emularse a sí mismo, era el objetivo que a nivel personal se había marcado Beñat Etxebarria para esta temporada. Una meta ambiciosa, no en vano nadie en la plantilla sobresalió tanto en el curso anterior, si se descuenta a Aritz Aduriz y su impresionante registro goleador…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia