Debutó ante el Athletic y ese día se lesionó de gravedad. Mañana se cumplen cinco meses de aquello y el ariete gallego llega a San Mamés con hambre y todo olvidado…

Origen: AS.com