BILBAO – El debate sobre la posibilidad de que San Mamés acoja la final de Copa del próximo 27 de mayo acabó en la tarde de ayer. Primero, el Athletic, y luego, San Mames Barria, confirmaron en sendos comunicados la imposibilidad de que el coliseo rojiblanco sea la sede del Barcelona-Alavés, como desea el conjunto gasteiztarra…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia