El Athletic se apuntó una trabajada victoria (0-2) en Tenerife. Las rojiblancas, con la gran novedad de Guarrotxena bajo palos dos años después, visitaban al colista, que no ha ganado todavía ni un partido en su feudo de San Cristóbal de la Laguna. Pero la tarea no resultó sencilla. Los elementos, viento, agua y una alfombra artificial castigada, se unieron para disponer un partido de mucha pelea. Con todo, las de Joseba Aguirre pudieron haber obtenido un marcador más amplio…

Origen: mundodeportivo.com