Aquel 20 de septiembre de 1956 era muy especial para el Athletic. Era su primera experiencia europea después de 58 años de existencia. El equipo entrenado por Ferdinand Daucik se medía al Porto en el encuentro de ida de los dieciseisavos de final de la Copa de Europa. El estadio Das Antas fue el escenario testigo de este estreno rojiblanco, saldado con triunfo por 1-2…

Origen: mundodeportivo.com