BILBAO – El Athletic mereció otro resultado frente al APOEL. Es unánime la sensación de que el marcador en absoluto recoge la producción ofensiva del primero y premia de forma exagerada la del segundo. Tres acciones aisladas de los chipriotas dieron casi el mismo fruto que dos docenas de llegadas rojiblancas…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia