Raúl García, mediapunta del Athletic, ha sido el único jugador amonestado en Mestalla. Al parecer, por protestar. Mientras, Enzo Pérez y Zaza se han ido sin tarjeta a pesar de la contundencia que emplearon en los contactos. “No quiero hablar. Igual que yo sé cuándo me equivoco, las imágenes están ahí, porque nosotros no podemos decir lo que pensamos muchas veces”, afirma…

Origen: mundodeportivo.com