UN nuevo fiasco lejos de San Mamés. El Athletic acentuó sus males como visitante en un partido marcado por un cúmulo de desgracias y donde las intenciones de Muniain fueron de los pocos detalles que se salvaron…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia