Con la dolorosa derrota encajada en Chipre aún caliente, no es sencillo discernir entre lo importante y lo adyacente, pero conviene jugar con las luces largas…

Origen: Marakana Txikia