“Si no me apoyas en la derrota, no te necesito en la victoria”. Casualidad o no; este fue el primer mensaje que recibí, vía whatsapp, tras el fiasco europeo del Athletic en Chipre. Mensaje sustentado sobre una imagen con Aduriz con el puño cerrado en plena piña rojiblanca con varios compañeros tras la consecución de un gol…

Origen: mundodeportivo.com