El homenaje que recibió Valverde poco antes de empezar el encuentro por ser el entrenador con más partidos dirigidos en la historia del club tocó la fibra del míster. “Ha sido una sorpresa lo de Iraola y Villalibre, no lo sabía. Ha sido emocionante, ha sido un pequeño acto bonito…

Origen: mundodeportivo.com