BILBAO. Un partido que en principio se miraría con cierto desdén ha adquirido una relevancia superior por celebrarse a renglón seguido del grave tropiezo ante el Apoel. Han transcurrido unas pocas horas del lamentable adiós a la Europa League y el Athletic se siente especialmente obligado a resarcir a su afición a costa del Granada…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia