El Athletic supo resarcirse en la Liga del varapalo europeo sufrido el pasado jueves en Chipre con una cómoda victoria frente a un Granada que demostró en Bilbao el porqué de su situación en la zona de descenso. El partido de San Mamés resultó malo a más no poder, pero ganó el que más listo y certero estuvo en las áreas…

Origen: mundodeportivo.com