El de ayer era un partido trampa para el Athletic, ya que el equipo rojiblanco llegaba ‘tocado’ después del KO europeo en Chipre y con las bajas de varios jugadores importantes en el once habitual de Valverde . Además, los leones necesitaban sumar los tres puntos para no descolgarse de la lucha por los puestos europeos y enfrente estaba un rival en apuros con urgencias de ‘pescar’ algo a domicilio…

Origen: mundodeportivo.com