Las bajas condicionaron por completo el once del Athletic. Hubo que esperar hasta el pitido inicial para ver la disposición de los futbolistas. Y vino con sorpresa. Las bandas fueron para Susaeta y para Lekue. Plan alternativo. Ambos aprovecharon su momento. Vieron puerta y tuvieron presencia activa en el ataque. La escuadra rojiblanca levanta el vuelo desde las alas…

Origen: mundodeportivo.com