Los encuentros frente al Granada son una especie de tormento para Sabin Merino. Es salir al campo y lesionarse. Ocurrió el año pasado y ayer sucedió algo similar. El 3 de abril de 2016 el delantero de Urduliz figuraba como titular ante el equipo andaluz y al minuto de juego sufrió una lesión muscular en el muslo derecho que le obligó a dejar el terreno de juego para que saliera en su lugar Iñigo Lekue, precisamente el autor del único gol bilbaíno del partido (1-1)…

Origen: mundodeportivo.com