BILBAO – El sonoro fracaso que firmó el Athletic el pasado jueves en el GSP Stadium tuvo su lado educativo, por sacar un punto de positivismo a semejante bajón. Ya se sabe, no hay mal que por bien no venga…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia